LAS RUTAS DEL SILENCIO

Un tournant a été marqué dans un monde qui meurt... Et cette impression d'une civilisation originale qui s'éteint dans le grand creuset aveugle de la vie moderne, nous la retrouvons à chaque pas... Hier notre guide nous a montré dans le ravin de Barrasil une multitude de champs de blé grands comme de mouchoirs de poche; les paysans les ont patiemment taillés sur la pente abrupte désempierrée, défrichée, au prix souvent d'une heure de marche; il fallait cela pour nourrir des villages surpeuplés. Mais d'année en année la jeunesse s'en va, attirée par le développement industriel de Lérida et de Barcelone. Et les champs suspendus retombent en friche... Abandonnée aussi l'eau salée d'une fontaine que l'ont faisait évaporer au soleil pour avoir sa provisions de sel, les falaises de calcaire et de gypse dont on tirait la chaux et le plâtre, -"un plâtre bien meilleur que celui qui nous vient maintenant de Madrid". Louis Laborde-Balen, 1965

Mais réduire l'intérêt de cette montagne aux pittoresques étrangetés visibles (...) serait trahir la vraie nature de ce massif. Parce que dans ce coin retiré de hautes terres, l'ambiance prévaut toujours sur le paysage. L'obsession de l'eau rare, une communion intime avec la pierre torturée, cette solitude sans partage, voilà qui constitue, au fond, l'attrait réel de ces lieux; voilà aussi les test grâce auxquels la sierra de Guara reconnaîtra les siens! Pierre Minvielle, 1966

Nous nous reposons examinant les lieux. En contrebas, 300 m environs, l'on voit où l'on devine le fond du barranco. Des ramiers que nous envions se poursuivent dans l'étroit couloir de 3 à 4 m de large qui serpente à travers falaises et redents. 100 m plus haut, la cassure s'élargit, d'immenses gradins montent vers nous, par endroit le calcaire gris, bleu ou rouge fait place au vert profond du buis et des lentisques. Au travers surgit une forêt d'aiguilles où les choucas slaloment sans problème. Plus haut, presque à la crête terminale, impassibles, souverains, des couples de vautours ont entrepris une ronde qui va s'élargissant. L'ont resterait là des heures, pas un bruit, pas un cri, si ce n'est de braillards choucas procédant à quelque élection. Nul ne parle, comment dire ce que nous ressentons, décrire ce que nous voyons... Christian Abadie, 1971

Existir en la memoria es una de las formas más poderosas de existencia que conocen los humanos (...) Y ya se sabe que la nostalgia es una expresión suave y resignada del miedo. Sergio del Molino, 2016

domingo, 30 de diciembre de 2012

ABSTRACTS Piel de roca

Como el paso del tiempo, la superficie de la roca también parece mudar y cambiar. Este lienzo, situado en la Garganta Baja, nos ve pasar al igual que lo ha hecho con tantas otras personas a través de tantas generaciones. Le sienta bien el color. Si supiéramos interpretarlo quizá sabríamos más de todo lo que ha sentido.
Feliz año 2013.

jueves, 20 de diciembre de 2012

CALLEJERO (ANTIGUO) DE RODELLAR

Vamos a indicar en el plano de Rodellar los diferentes nombres que históricamente han tenido las casas, calles, rincones... Si nos dejamos alguno lo añadiremos en otras entradas.

Esta es la ortofoto:

Este es el plano:


LAS CASAS
El listado de casas y dependencias es el siguiente (figuran en azul):


1. L'Abadía
2. Iglesia parroquial

3. Casa Antón o Casa Muito
4. Casa Cosme
5. Casa Bellanuga
6. Casa Fabián
7. Corral y huerto de Arilleso
8. Corrales
9. Casa Ángela
10. Casa Arilleso
11. Casa Francho
12. Corral d’o Pelaire
13. Casa Pelaire
14. Casa Practicante
15. Casa Secretario
16. Escuela
17. Casa Blancas
18. Casa Colomés
19. Casa Ortas
20. Casa Leris
21. Corrales y huertos de Casa Ortas y Casa Albás
22. Casa Albás
23. Casa Cañuto
24. Casa Sastre (antes Casa Mairal)
25. Corral de Gorrinero
26. Barbería
27. Herrería
28. Casa l’Herrero (d’oficio)
29. Casa Trallero Medio (derribada)
30. Casa Gorrinero
31. Casa Oliván
32. Casa Regueiro
33. Casa Carrera
34. Casa Arilla
35. Casa Trallero Bajo
36. Casa Aurea
37. Antigua panadería
38. Casa Cebollero
39. Casa l’Herrero
40. Terrau de l’Herrero (antiguo salón de baile)
41. Corral de Trallero Bajo
42. Casa Ramón
43. Casa Tendero
44. Casa Jorge
45. Casa Lapena
46. Casa Balbina (nueva)
47. Corrales de Tendero
48. Casa Julián
49. Corral d’o Zrujano
50. Casa Cestero
51. Casa Zrujano
52. Casa Esteban
53. Corrales y horno de pan del barrio
54. Casa Ballarín
55. Casa Manuel
56. Casa Lacoma
57. Casa Pilara
58. Casa Julieta (antiguo pajar)
59. La Cárcel (transformada)


Hay que advertir que algunas de estas edificaciones no se corresponden hoy en día con la actualidad, algunas están divididas en varias viviendas y otras se han reconvertido. En otras entradas de este blog iremos mostrando algunos cambios curiosos (ya lo venimos haciendo con anterioridad).


LAS CALLES
A menudo se hace referencia a Rodellar con indicaciones como "calle única" o "calle la iglesia" (incluso hay una placa antigua en la fachada de Casa Cebollero). Muchos recordarán la "Plaza os Estalentaus". En fin, modernidades de los tiempos que corren o simplificaciones que el catastro y la administración efectuaban regularmente en los pueblos.
Tradicionalmente han sido las siguientes (figuran en naranja):

1. A Calle Alta
2. O Callizo d'Ortas
3. A Placeta d'Ortas
4. O Cantón
5. A Calle Medio
6. A Plaza
7. O Callejón de Lapena
8. A Calle Baja

RINCONES DEL PUEBLO
Algunos lugares de Rodellar tenían su nombre. Eran rincones determinados o edificaciones particulares. Veamos

Punto azul oscuro: cementerio
Punto azul claro: os Bodegones
Punto rojo: a Lonja (la placeta de entrada a la iglesia)
Punto rosa: a Lastra (en la actualidad se ve poco, pero la base de este sitio es de roca viva)
Punto amarillo: o Pasaizo (ahora esta desaparecido pero antaño era la entrada a Casa Blancas)
Punto verde claro: a Cruz
Punto verde oscuro: Cruz de San José (actualmente desaparecida)
Punto morado: o Torno

CAMINOS
Estos son los caminos de salida del lugar (figuran en marrón):


a. Camino o Río
b. Camino d'as Graderas
c. Camino Cheto
d. Camino a Fuente
e. Camino as Esterazas
f. Camino antiguo a las Almunias

domingo, 9 de diciembre de 2012

CUIDAR EL CAMINO CHETO

A nuestro pesar asumimos que el paso del tiempo ve desmoronarse los viejos muros de piedra seca. Ya nadie trabaja en los campos de la montaña ni transita por los antiguos caminos. Unos resisten mejor y duran más, pero ya no se arreglan ni rehacen. Van olvidándose y permanecen entre la vegetación silenciosos y a menudo ocultos.
Por eso, al menos algunas personas, estimamos considerablemente lo que queda y pensamos que este patrimonio al menos debería respetarse y no sufrir por causa directa nuestra.
En otras entradas de este blog hemos mencionado y mostrado fotografías del viejo Camino Cheto que une las casas de este lugar con Rodellar. Es de sobras conocido. Mucha gente lo conoce y a buen seguro admira. Incluso está convenientemente indicado formando parte de una pequeña red de senderos.
Nunca entenderemos el por qué de esta pintada (y no es la única en el camino). Solo nos resta esperar que ese mismo paso del tiempo acaso lo acabe también por difuminar y hacer desaparecer.